Titanium

Publicado por Alexandra Buonarroti , miércoles, 16 de octubre de 2013 21:09

    Dicen que no puedes destruir el titanio, que las armas no funcionan, que tus balas rebotan. Es por eso que un día yo me cubrí de aquel titanio, para ser aún más fuerte, para ser indestructible.
    Tus palabras no me hieren ahora, tus reproches no los oigo, y por más que lo intentes no podrás alcanzarme, no podrás llegar aquí.
    Pero nada es indestructible, todo tiene un final y ahora me ves de rodillas y te ríes. Te ríes ante la visión de mi alma derrotada. “Incluso el titanio puede ser destruído”, me repites una y otra vez, con tu sonrisa ya gastada.
    Y lo puede, puede destruirse, deshacerse, desvanecerse como una sombra a la luz del Sol, pero no por ti.
    Solo hay una forma de destruir el titanio, y es con más titanio. Y tú, pequeño trozo de madera, no eres nada para mí. Puedes reír todo lo que quieras, pero igual que me destruí con mi propio titanio, puedo volver a recomponerme.
    Huye ahora que puedes, pues mi ira será eterna.

0 Response to "Titanium "

Publicar un comentario

Contáctanos

Envía tu petición, duda o sugerencia a diariodehistoriasimposibles@hotmail.com y te responderemos a la mayor brevedad posible.